Otro año en el infierno

La general paz es un quilombo y parece que vamos a llegar tarde.
El cuidacoches se da cuenta que somos rusos a la legua y nos dice “al resto de los de Atlanta los dejé del otro lado” Nos hacemos los boludos, y encaramos para el sector estadium.
Entramos fácil y nos encontramos en un ida y vuelta interminable de guiños de ojos con muchos otros cómplices bohemios.
Esta vez la decisión es ver el partido entremezclados en la platea y evitar el famoso corralito que permite más desahogo constante pero puede devenir en problemas.
El problema de la platea es infiltrarse, hacerse pasar por uno de ellos o como mínimo por neutral. En realidad a nadie le interesa lo que uno está haciendo, pasa que uno se persigue y cree que todos saben que es una maldita rata infiltrada.
Todo saldrá de maravillas en términos de seguridad personal y, a pesar de no gritar el gol local, nadie diría nada. Yo por las dudas tenía el speech preparado antes que me cagasen a trompadas, me abrieran la billetera y encuentren mi carnet de socio bohemio al día, pero no lo voy a revelar pues espero seguir acudiendo a muchas canchas en la temporada.

Primera parada del calendario: Caseros, versus Estudiantes.
Resultado: 0 – 1.

Es difícil hacer un análisis del equipo pues no lo vi durante la pretemporada y sólo puedo hablar por los 90 minutos de este sábado.
A grandes rasgos puedo destacar que siempre intentamos jugar por abajo y que nos falta muchisima profundidad.
La verdad es que llegamos muy poco y lo perdimos con un gol que nos hacen de un lateral. Lo que da bronca es haber perdido y sentir que se pudo empatar pero ni siquiera arrimamos porque en los últimos 25 metros no pesamos. Es decir, el trámite del partido indicaba que el empate estaba muy cerca aunque la realidad de las áreas era totalmente distinta.
Para hacer un análisis uno x uno y que el que no fue a la cancha empiece a conocer el equipo, podemos decir que Llinas fue el de siempre, y no tuvo nada que hacer en el gol (le patean a medio metro).
La defensa con línea de 3 centrales con Izquierdoz por derecha haciendo un partido interesante y mostrando temple y decisión, Arancibia de líbero un poco fuera de ritmo y Segovia por izquierda un tanto desprolijo y creo que no muy bien acompañado por Silva que jugo en la línea de 3 volantes por la izquerda. Flojo desempeño del chico del club que para mi todavía le falta confianza para ser titular, impreciso con la pelota y nervioso para decidir. Palisi de 5, fiero, decidido, pegando un poco de más tal vez fruto de que es el primer partido y Lolli por derecha yendo y viniendo todo el partido. Me gustó el petiso, tiene oficio y va para adelante. Desbordó y se asoció al juego del equipo. En un momento pareció sentir un tirón pero finalmente completó los 90 minutos. Unos metros por delante de esa línea de 3 se ubicó Alvarez con la camisa numero ocho, intentando cumplir una función de doble cinco adelantado pero casi sin marcar. En el primer tiempo brilló por su ausencia mientras que en el segundo tiempo y con el partido en contra, trató de pedir la pelota y lanzó alguna que otra pelota larga interesante. Parece un tanto intermitente.
La tactica se completa con dos semi-enganches-wings: Guzmán por derecha y Vendetta Quiroga por izquierda. El chaqueño me encanta y si aprende a cerrar las jugadas estamos en presencia de un gran jugador como dijimos toda la temporada pasada. El zurdito con venda en su mano izquierda es muy interesante. No creo que sea el hombre indicado para ponerse el equipo al hombro pero es una gran variante por afuera. Cuando se animó a ir para adelante en el segundo tiempo pudo lastimar aunque el cansancio lo mato. Me gustó el manejo de pelota y el pedirlas todas. De 9 jugó Leandro Martinez. Paciencia muchachos con el 9, voluntarioso, intenta ir a todas, debió ser reemplazado por lesión aunque las 2 que tuvo no las supo terminar bien. Olvidense del 9 que bajaba 10 pelotas de alto por partido, o por lo menos hoy no pudo bajar casi ninguna. Me reservo la opinión por ahora.
Ingresaron un errático Miguel Gonzalez por Alvarez, un pesado e intrascendente Acosta Cabrera por Martinez y un desapercibido Martino por Silva.
Perdimos porque en los últimos 25 metros no sabemos que hacer con la pelota. El crédito está abierto porque no la rifamos e intentamos jugar por el piso.
Esperemos el equipo empiece a aparecer con el correr de los partidos.
Tengo ganas de ser optimista.
Por favor no me las quiten.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Una respuesta to “Otro año en el infierno”

  1. Néstor Says:

    Me encantó el análisis. Coincido en casi todo.
    Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: