LUCAS CONDUCCIÓN

Gooooooooool y goooooooool y goooooooooool y goooooooool carajo.
Abrazos que van y vienen, corridas en una platea que extiende el grito y hace del desahogo una fiesta.
Se había sufrido el partido, se había padecido la noche en Vicente López (cada vez falta menos para volver a Villa Crespo) y el gol sobre el final fue un premio todos los que vemos en un corner una chance de gol, a aquellos que creemos que “en esta seguro le pifia el 4 de ellos”, y a todos los que creímos que el muy hijo de puta del referí estaba buscando un claro 0 a 0 sin expulsados para quedar bien con su majestad, su alteza, el sr Horacio Elizondo quien atentamente en la platea observaba el mach y escuchame una cosita Elizondo, si viste bien el partido ¡no hay una puta chance que lo asciendas al hijo de un vagón de putas de Echenique! El típico sacapartidos cobrando fules inexistentes en mitad de cancha. Tuvo que echarlo al sucio ese de Rodas el 5 de ellos en dos oportunidades y lo mismo con Britos (que mala leche que sos Britos, por algo no pudiste salir de Italiano en tu puta vida, pedazo de sorete, seguro le pegás a tus hijos, mala leche, golpeador, fracasado, resentido, triste tipo)
Un partido bastante flojo en el que no hubo llegadas salvo el gol.
Si hay algo para rescatar de este Atlanta (no, no es el buen juego, no acertaste, no podés llevarte la licuadora ni la sandwichera, seguí participando!) es que parece complicado llegarle al arco “de jugada”. Nos llegan con pelotas paradas o de forma aislada, pero ningún equipo ha merodeado el area “alla handball” como nos sucedía en otras épocas (Flaco Martinez que estás en los cielos, quedate allá y no rompas las pelotas)
Italiano pintaba como un rival duro a priori. Y digo a priori porque la tabla decía eso. Un equipo horrible, impresentable, no dan dos pases seguidos y la bartolean todo el tiempo. Nosotros intentamos un poco más aunque ayer no estuvimos finos. La defensa se mostró bastante firme, buen partido de Nievas por la izquierda lo mismo que Cherro y Arancibia. El medio mostró un dibujo raro, el esquema podría definirse como un 3-3-1-2. Y usted me dirá “Che Intratable, te morfaste un jugador, sos un impresentable” y puede que tenga razón en algunas cosas pero la verdad es que ayer con Caccialanza Forlan jugamos con diez. Parecía en otra dimensión, como que él estaba parado, como un holograma en una plaza en San Antonio de Areco y a través de un sistema computarizado lo habían colocado en la misma dimensión X con paralelo en Greenwich sobre la cancha de Platense. O sea que lo veíamos allí pero el realmente estaba relajado en Areco. La pelota le pasaba por al lado y se hacía el boludo, como si estuviese revendiendo entradas truchas para la creamfields. No llegaba a marcar y no agarraba la pelota. Esto ameritaría el viejo chiste que dice “ey XXXXX (poner el nombre del pleier, en este caso ¡CACHALANZA!) correte que están jugando al fútbol”
Un primer tiempo que mostró a dos equipos tibios en mitad de cancha y la grata presentación de Vivamos el hoy, Eloy Colombano, rapidito por la derecha, con ganas, con pique, con desborde, con airbag, abs y tren delantero electroacustico. Le falta el gol y esta jugando en el Calcio. Ya va a venir. Se perfila como titular por lo hecho ayer. El equipo no generaba juego y la bola iba muy por arriba y sobre todo por la derecha. Romeo (la figura de la cancha, lejos) los corría a todos los de ellos solo y lograba recuperar y tocar a un compañero. Natalicchio estuvo impreciso y en el entretiempo salió reemplazado. El equipo no podía generar opciones de gol. Tuvo una contra Miguel Gonzalez pero no se la pasó a Matos y tuvo otra el 10 y decidió pegarle al arco con zurda en vez de pasarsela al 9.
Nos fuimos al entretiempo con la duda de que pasaría en el segundo pero con la certeza que el línea de nuestro lado merecía, como mínimo, que los amigos lo paseen semidesnudo y pintarrajeado en el baúl de un auto por Palermo (peor castigo que eso no puede tener una persona, y este tipo merece lo peor)
Segundo tiempo y todos en sus lugares estratégicos que cambiarán cien veces. A la cancha Echenique y la gente le pide que “devuelva” los dos penales que nos robó en Morón. Se dice que declaró “esos penales los inventé yo y son mi creación, no se devuelve algo que uno inventó” y se fue a la casa de Elizondo a hacer no sé que cosas con otras cosas. La lesion de Natalicchio generó un milagro y ese milagro fue que Caccialanza siga en cancha en la segunda mitad. A la cancha Guzman que será importante en el ida y vuelta por derecha. Romeo se quedaba con todo el medio para correr a todo el mundo, Jones un poco más adelantado por izquierda y Fantasmanccia por la izquierda. Por la izquierda también y muy cerca de la platea, Miguel Gonzalez. Atlanta no podía generar juego y ellos estaban para seguir revoleando todo por el aire. Cambio de lugares en la platea, vení acá vos, andá allá vos a ver si cambia la mufa, que me voy a verlo arriba que vení acá y bla bla, y de repente Agüero que rompe la cábala, lo deja al Satánico Doctor K en el banco y a la cancha doble cambio: Bianchi y Ferreiro por Casperlanza y Colombano. Tres en el fondo, Romeo y Jones para tenerla, Guzman y Ferreiro por las bandas. Gonzalez de enganche y Bianchi y Matos arriba. ¡¡¡Ultraofensivo Agüero!!! Dicen que se enteró Bilardo de lo que hizo y se agarró la cabeza, se anudó la corbata y repitió durante 39 minutos la frase “taloco, taloco”, después de eso, puso un DVD, fue a cagar, leyó la condorito, se rió de un par de chistes, llamó a la casa al Gringo Giusti para preguntarle quien era su marca en los corners en un amistoso que jugaron con Noruega antes de un mundial, vio el resumen de un partido de Baby y se fue a dormir con el libro del Bambino en la mano repitiendo la frase “taloco, taloco”.
Parrafo aparte para Lucas Sebastián Ferreiro. Entra y contagia a la gente. Toca la pelota y ya muestra que tiene una marcha más. En la primera nos asustamos porque se quedó agarrándose la ingle pero no fue nada. Siguió yendo al frente y con confianza. Se animó y fue vertical. Se plantó con el referí y protestó en nombre del equipo como el capitán que es (más tranqui Lucas, más tranqui) y pidió el penal que no vimos como hay que pedir los penales en esta categoría. Y para finalizar, condujo la jugada del gol del triunfo coronándola con un pase hacia delante y en cortada, punzante, de esos que duelen para que Bianchi no sea egoista y le ceda el gol a Matos que la metió con algo de suspenso pero mucha efectividad. GOOOOLLLLL carajo a los 43 y andá a la puta que te parió Anconetani, cabeza de dado, sos una nueva tribu urbana, sos de los “subnor”. Te lo explico Anconetani para que lo entiendas, los subnor son una especie de equipo subnormal de personas, se caracterizan por protestar goles que no fueron y además suelen irse al descenso llorando. Puede que hayan sido formados en una especie de deformatorio en San Martín. Para más información acerca de los subnor preguntar por Albano, el del peinado raro (ya sé, no rima, pero esa es la idea de los subnor, ser todo el tiempo un poco más estúpidos)
Después de esa hubo que sufrir (y sí, ¿de qué cuadro te crees que sos vos?) porque casi nos embocan con un tiro libre rápido y uno que le dio mordido y casi se le escapa a Te Almorzaré Ramírez pero logró remendar el error.
Buen triunfo bohemio. Sufrido pero bueno.
Importantisima la vuelta de Lucas por muchos motivos, el primero es por Atlanta porque es un jugador clave que aporta un salto de calidad al equipo.
Además, dejaremos de ser “magicodependientes” ya que Lucas tiene la capacidad de conducir los ataques de este equipo (condujo Lucas y gol de Atlanta)
Gonzalez juega bien, nadie lo va a negar, sabe con la pelota, maneja los tiempos y es habilidoso. La gente se regodea con los “ole, ole” en la platea. Yo creo que soy hincha de Atlanta o eso me parece. Yo no voy a la cancha a decir “ole”, yo voy a la cancha a ganar 1 a 0 con un gol en offside. Por supuesto que quiero jugar bien, pero primero quiero ganar. Primero quiero un tipo que si juega de 10 en mi equipo se encargue de pasarle la pelota a los compañeros, quiero un 10 que si el 9 pica todos los tiros (pobre Matos, la tiene que bajar e ir a buscarla, es una víctima del sistema, como Castells), intente darle alguna, quiero un 10 que juegue un poquito más para Atlanta y un poquito menos para el 10. No dudo que lo puede hacer. Ahora me gustaría que lo haga.
Repito, es un gran jugador.
Ahora, lo quiero jugando para nosotros.
Estamos cerca de la punta, estamos donde hay que estar a esta altura del torneo. Ahora es importante empezar a ganar de visitante. El lunes tenemos la primer chance.
Vamos bohemio carajo.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , ,

Una respuesta to “LUCAS CONDUCCIÓN”

  1. Davor Says:

    Ser de Atlanta es como leer a Nietzsche… es devastador, no hay caso…

    Pero sobre el “affaire” Magico: Su apodo y nombre no deja de recordarme aquel épico capítulo de Los Simpsons en el que Homero es felicitado por el inefable “Magico Johson” (traducido literalmente así).

    Y bueno Dr. no queda otra que subirse la bragueta, arremangarse los cordones y meterle, porque después de la temporada pasada, la esperanza fue lo último que se perdió…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: